Me quedo con lo positivo

El pasado 25 de Noviembre, volví a correr una carrera después de la media maratón Villa de Jovellanos el 29 de Abril. Solo quería correr y disfrutar, eran 11,5 km por las calles de Gijón… Bueno y también quería no llegar la última. Tengo que decir que llegue la última, que sufrí mucho y también disfruté. En el deporte como en la vida, hay que ir de menos a mas si no te quieres desfondar y quedarte a mitad de camino, y aunque me se la teoría la práctica no me resulta tan fácil y los 2 primeros km fueron los mas rápidos con diferencia… Sobran explicaciones y comentarios. Yo me quiero quedar con lo positivo y es que terminé la carrera, mas rápido que en cualquier entrenamiento (aunque esto a mi no me importa mucho o mejor dicho, no debería importarme) , que recibí muchos ánimos y aplausos de gente que estaba en la acera o pasaba por la calle y quiero darles las gracias, a esa niña síndrome de down que estaba con sus padres y aplaudía a rabiar y corriendo me acerqué a ella para chocar la mano y… ¡Vaya si la chocó ! Ella feliz y yo también, a ese policía que iba en moto delante de mi y cada poco frenaba para decirme que iba bien, que ya quedaba poco… A los voluntarios, a los corredores que volvían cuando yo todavía no había llegado, a esos pequeños atletas del atlético fumeru que cuando iba a entrar en meta extendieron sus manos para que chocara con ellos, a Susana Alfageme y Ángela por los ánimos en los metros finales y las fotos y vídeo… En fin todo esto ultimo es lo positivo y con lo que me quiero quedar. Seguiré corriendo y disfrutando e intentare ver siempre lo positivo.

Anuncios

El running y la vida misma.

Correr, hacer running no es simplemente correr, a lo loco, sin cabeza, sin previa preparación ni un buen remate. 

Hay una técnica de carrera, un calentar, ejercitar, estirar. Lo he experimentado en mi misma, pensaba y creía q correr era simplemente ir a lo loco, sin preparar, ni estirar -pensando que era una perdida de tiempo- y así un día y otro y otro, hasta que llegan los esguinces de ligamentos, los desplazamientos de rotula… Todo esto me hace parar, reflexionar…¿por que tanta prisa? ¿Por que no respeto los tiempos? Esto pasa también en la vida misma, cuesta rematar lo que se empieza, solo hay prisa por hacer, hacer y hacer… Hay que disfrutar de cada paso, del momento, no hay que pensar en lo que he dejado, en lo que voy a hacer.

Y llegó el día tan esperado

El Domingo 18 de junio, corrí la carrera de la mujer de Gijón, ahí estuve inmersa en la marabunta de 8000 mujeres. Intentaba centrarme y concentrarme mientras el spiker arengaba a las masas, y yo…lo tenía claro, quería disfrutar, correr, entrar en la meta… Pero había riesgos, miedos, que me tropezara y cayera entre tanta gente, que me dejara llevar por el ritmo de otras y me quedara a la mitad… Yo tenia que hacer mi carrera, y de esto me quise mentalizar en los instantes previos. Yo sola no hubiese podido, se me dieron los consejos oportunos, se me animó, se me acompañó en la distancia, por todo ello GRACIAS, muchas gracias.

La vida es como una carrera, hay que ser uno mismo, soltar los miedos, no ir al ritmo que impongan , cada uno al suyo. Sólo uno sabe lo que tiene que hacer por mucho ruido y gente que haya alrededor.

Cuenta atras

El Domingo 18 de Junio correré la carrera de la mujer en Gijón. Me he preparado para ello, al principio yo sola y a lo loco, hasta que apareció en mi camino un ángel de la guarda con zapatillas, con camiseta drinkingrunning, que corre incluso maratones, que me manda los entrenamientos por whats, que me pregunta por los entrenamientos…y aunque en la distancia… Formamos un equipo. 

Esto me ha llevado a pensar que nadie puede estar solo, que en esta vida todo el mundo necesita a alguien al lado, que le enseñe, que le indique el camino.

Por todo esto… Gracias Raquel

Lo mejor es enemigo de lo bueno

La vida es un gran libro abierto en el que cada día te enseña muchas cosas. Hace unos meses que lo que debía ser un hobbie con el que disfrutase no era tal, miraba para las acuarelas de los demás, lo que yo llamaba pintar no dejaba de ser imitar y así opte por tomar distancia y pensar que debía identificarme con un estilo, aquel en el que yo disfrutara cuando pintara y… Aquí os dejo el resultado.